logo autocosmos Vendé tu auto

Decidí con tu voto

El Auto del año

Elegí al mejor

Votá ahora
Test drive

Nuevo Citroën C3: Encuentro en Rio

La tercera generación del hatchback chico cambia radicalmente de enfoque y en este contacto de manejo te cuento que tal le queda.

Presentación y contacto nuevo Citroën C3

Invitados por la marca, viajamos a Rio de Janeiro para conocer muy poco de la ciudad y sus playas, pero si bastante al nuevo Citroën C3, hatchback del segmento B que tuve oportunidad de manejar por unos cuantos kilómetros.

Ya te conté como es la gama que vendrá a Argentina donde la marca desea estrenar al nuevo C3 2023 en octubre de este año, también te di varios detalles técnicos, ahora vamos a ver cómo es en persona y detrás del volante.

Nuevo Citroën C3 radical cambio de enfoque

Nuevo Citroën C3 Lanzamiento en Rio

Usando una variante de la plataforma CMP, como la que se usa en El Palomar, Argentina, para producir al 208, el nuevo C3 cambia:

  1. Formato
  2. Posicionamiento

Respecto del punto 1, la estética abandona las clásicas formas redondeadas que remitían al 2CV y se pasa a la imaginería SUV con laterales planos, pilar C ancho y recto, capot horizontal, protectores, barras de techo y despeje elevado a 180 mm.

Citroën usa su enfoque que es generar músculo por superficies redondeadas y sin aristas, pero la gran diferencia acá está en el estampado en bajo relieve que se da sobre los guardabarros. En el frente aparece la nueva imagen de la marca que no solo separa faros principales de DLR, sino que duplica los segundos en forma de X.

En persona genera emociones mixtas, dejemos de lado la estética original del modelo, imaginemos que es otro auto y quizás son los detalles -como paragolpes o luces traseras- los que no terminan de cerrar. Obviamente esa es mi opinión, vos podés dejar la tuya en los comentarios pero con dos condiciones, que sea con respeto y explicando tus razones.

Nuevo C3 cambio de posicionamiento

Nuevo Citroën C3 Lanzamiento en Rio

El nuevo C3 va a salir a buscar un público mucho más grande, no solo en Argentina, sino en toda Sudamérica, y para ello cambia su ubicación dentro del segmento B. Antes apuntaba a la parte alta, ahora en la otra mitad.

¿Dónde se nota más este cambio? En el interior, no solo por la simpleza de diseño, sino por calidad percibida y cantidad de equipamiento.

Los plásticos son duros al tacto, el panorama es simple pero el decorado metalizado en gran parte del tablero y las salidas de aire laterales que dan ese toque Citroën. Los asientos y tapizados también son simples, siempre con un detalle que distingue a la marca.

Donde se siente más la necesidad de conseguir un precio muy competitivo es desde el puesto del conductor, el volante es lindo, pero regula solo en altura, a la izquierda quedan “tapas” en lugar de las teclas del control de crucero y finalmente está el cuadro de instrumentos con un pequeño display monocromático.

Tengo que confesar, el cluster será chico pero logra dar bastante información (incluyendo medición de temperatura de agua) y todo es fácilmente legible, aún con presbicia. Tiene computadora de abordo, pero se acciona por botón desde le mismo cuadro de instrumentos.

Nuevo Citroën C3 asientos traseros, baúl y auxilio

Nuevo Citroën C3 Lanzamiento en Rio

Atrás aprovecha la altura para dar buen espacio, especialmente para piernas. La propuesta del nuevo C3 también es austera acá, con un porta cosas y dos puertos USB. Dato curioso, las teclas de las ventanillas están en el torpedo central y no en las contrapuertas.

El baúl es bueno, con 310 litros, reclina el respaldo en una sola pieza y debajo del piso (blando) esconde un auxilio temporal.

Nuevo Citroën C3: primer contacto de manejo

Nuevo Citroën C3 Lanzamiento en Rio

Lo primero que te llama la atención al manejar el nuevo Citroën C3 es la altura a la que vas, aún usando la regulación en altura para poner el asiento en la posición más baja. La marca dice que el conductor está 100 mm promedio más arriba que el resto del segmento.

Si bien el volante no regula en profundidad el aro se alcanza bien, las butacas son de asiento tirando a corto y la visibilidad es todo lo correcta que un auto moderno con cintura alta te puede dar. La pantalla está a la vista y eso es bueno para usar el navegador sin tener que sacar mucho la vista del camino.

Me tocó manejar la versión tope de gama con motor 1.6L VTi y caja AT6, una combinación que ya conocemos más que bien con sus 114 CV y 150 Nm. El empuje es bueno en ciudad y la caja tiene un andar fluido.

El andar está bien orientado al confort, tanto por suspensiones como por dirección suave. El despeje de 180 mm equivale a que prácticamente no toque abajo, aún con algunos de los moderadores de Rio que son bastante grandes.

Esperemos a que el nuevo C3 llegue a Argentina para hacerle un test completo y ver que tal es en ruta respecto de estabilidad e insonorización.

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas