logo autocosmos Vendé tu auto
Novedades

Video: creyeron que se cruzaron un F1 rodando en la ruta

En República Checa alguien sacó a circular un GP2 vestido como una Ferrari de la Máxima.

Video: creyeron que se cruzaron un F1 rodando en la ruta

Imaginate que vas por la ruta y de pronto te pasa un auto de competición. Claro que te va a llamar la atención, pero seguro te va a sorprender más si se trata de un vehículo con las ruedas al aire, con un piloto cuya cabeza (cubierta por un casco) está a la vista y un motor que revoluciona hasta las notas más agudas que alguna vez hayas escuchado. Esto pasó en República Checa, donde filmaron a un monoplaza andando por la vía pública y se volvió viral.

En el video puede verse lo que parece ser una Ferrari de F1 de hace un par de décadas, más precisamente de los años posteriores a los que Michael Schumacher aplastaba a todos sus rivales. Sin embargo, si miramos con detenimiento y tenemos cierto conocimiento, nos vamos a dar cuenta de que no se trata de un F1, sino que es un monoplaza de la extinta GP2, categoría que supo ser "telonera" de la Máxima hasta 2017, disfrazado con los colores de Ferrari y hasta con las publicidades de la tabacalera Marlboro.

Mas allá de ser un impostor, el V8 suena fuerte, claro y agudo como nos gusta, por lo que le regaló una experiencia sublime para todo aquel que haya estado cerca. Estamos hablando de un motor de 4.0 L, que eroga aproximadamente 600 CV.

¿Es legal su uso en la vía pública?

Claro que su paso por las calles y rutas no es legal. Incluso, si nos detenemos a pensarlo un poco, el monoplaza no tiene faros ni luces de giro, por lo que no está homologado y no es legal para ser usado en la vía pública. Si a eso le sumamos el hecho de tener 600 CV empujando a un piloto cuya cabeza está a la altura de la mayoría de los paragolpes de los demás autos, la ecuación nos da una aventura estúpidamente riesgosa.

Según la policía local, esta no es la primera vez que el dueño del monoplaza maneja con él en la vía pública. El problema está en que no pudieron probar la identidad del sospechoso, dado que por el casco no se le puede ver la cara. Aparte, el auto lejos está de tener patente o alguna identificación similar.

Creemos que con revisar a los asistentes de los track days o los clubes de coleccionistas en República Checa (en el video se aprecia que era parte de una caravana con varios superdeportivos) sería muy fácil dar con el propietario. Igualmente, eso no asegura nada, ya que quizás se trate de alguien multimillonario que la policía tiene miedo de investigar.

A continuación, te dejamos el video con las andanzas de este GP2. Después, contanos:¿Qué harías si te cruzás con un auto de competición en la vía pública? Compartí tu punto de vista en los comentarios, siempre con respeto.

Un monoplaza en la vía pública

Ezequiel Las Heras recomienda

Contanos que opinas