logo autocosmos Vendé tu auto
Test drive

Test Ford Maverick ¿La anti-Toro perfecta?

Llega una nueva pickup chica con el enfoque del óvalo. ¿Vale la pena su precio? Lo analizamos en esta prueba de manejo.

Test Drive Ford Maverick

Después del boom de los SUV y todo lo que tenga aspecto de aventurero, la próxima moda automotriz apuntaría a las “chatas” chicas denominadas SUP por Sport Utility PickUp.

Primero vimos Oroch y Toro, se viene la próxima Montana con este estilo, Hyundai también quiere su tajada, y hoy probamos la Maverick. Pero, ¿de qué se trata este mundo de las SUP?

¿Qué son las SUP?

  • Utilizan carrocería autoportante (como los autos o crossover)
  • Tienen cuatro puertas
  • Por el momento son más chicas que el segmento mediano (Hilux, Ranger, etc.)
  • Sacrifican capacidades propias de pickups con chasis, pero:
  • combinan andar de SUV con caja de carga

Diseño Ford Maverick: genes de Raza Fuerte en franco más chico

Test Drive Ford Maverick Lariat

Ante este nuevo nicho o sub-segmento de pickups las vías de diseño parecen ser dos:

  • Demostrar modernidad como hace FIAT
  • Ir por lo sólido y clásico, que es obviamente el camino adoptado por Ford Maverick.

En todos los planos dominan las líneas rectas, pero Ford se las arregló para ponerle onda con el trabajo de superficies del capot, el tramado en “óvalos cuadrados” de la parrilla y los inmensos faros LED cruzados por una barra metalizada. El último elemento la hermana con la nueva generación de Ranger que también se va a producir en Argentina.

El factor clave acá es el despeje, venimos acostumbrados a las camionetas altas (acordate que antes las de trabajo eran bajas) y llama la atención que la Maverick esté más cerca del suelo. En la parte dinámica te cuento si toca abajo, por ahora digamos que queda extraño porque el diseño es más robusto que pistero. Lo bueno es que deja espacio para una edición más aventurera con otras patas y mayor despeje.

Para más detalles y parte posterior te invito a ver el video con el Test a la Ford Maverick publicado en el Canal de Youtube de Autocosmos Argentina.

Interior Ford Maverick: un enfoque rudo y agraciado

Test Drive Ford Maverick Lariat

Puertas adentro, la pickup chica de Ford ofrece una combinación muy especial entre robustez y sutileza.

En el lado rudo está el tablero recto, con pantalla de marco recto y torpedo central recto. En el lado sutil está la paleta de colores virada hacia el azul y celeste, y algunas superficies con una suerte de facetado. El reate son las manijas de puertas que combinan un poco todo, tono marron cobrizo, tornillería explícitamente a la vista, y un peculiar recorte para poder poner botellas de agua (aclaración, no entra el termo de hierro grande de Stanley Kubrick).

Los pasticos son rígidos al tacto, pero de buena calidad, y está engomada toda la parte de portaobjetos que incluye distintos soportes y es marrón. Hablando de colores, toda la cabina me recuerda un poco a algunos modelos de los 90s, incluyendo los tapizados con ese mixto suela/azul.

El espacio es bueno en todas las direcciones, tanto adelante como atrás, especialmente para las cabezas en las plazas posteriores. Los laterales planos mejoran la capacidad a lo ancho, aunque no se puede hacer magia y 3 adultos van a tener que arreglarse con sus hombros. Las amenidades incluyen apoyabrazos con doble “posavotes”, salidas USB normal y C, y un gancho cuya funcionalidad aún desconozco.

Ford Maverick: Equipamiento, multimedia y seguridad

Test Drive Ford Maverick Lariat

La pickup de Ford llega a Argentina en dos niveles, XLT y Lariat (acá probada), podés ver los equipamientos completos de Maverick en el Catálogo de Autocosmos. La dotación es completa y en nuestra unidad se destacan:

  • Climatizador de dos vías
  • Freno de mano eléctrico con AutoHold
  • Encendido por botón
  • Control de crucero.

La seguridad incluye cuatro discos de freno, 7 airbags, pero tiene algún faltante de ADAS, por ejemplo, no trae mantenimiento de carril, ni crucero adaptativo, pero si incluye faros LED con encendido y altas automáticas y aviso de colisión inminente. Lo más raro, el aviso de punto ciego reemplazado por un espejito más curvo dentro de los retrovisores, como en el primer Fiesta KD, al que nunca logré acostumbrarme.

En multimedia, la pantalla es simple, con SYNC 2.5, sin GPS pero con la conectividad a los teléfonos de la manzanita y el androide. El cluster de instrumentos suma un segundo display color bien grande que se coloca entre los indicadores de agujas con temperatura y tanque en digital.

Caja y Auxilio en Ford Maverick

Test Drive Ford Maverick Lariat

La caja de carca de Maverick va unida al cuerpo debido a su estructura autoportante y tiene protector de todo el perímetro y batea. El portón no cuenta con ayuda (barras de torsión, por ejemplo) para bajarlo y subirlo, y lo bueno es que los guardabarros invaden poco. Remata la ventanilla eléctrica en la luneta trasera.

Medidas caja de carga Ford Maverick

  • Largo: 1,38 metros
  • Diagonal: 1,85 metros
  • Ancho: 1,35 metros
  • Ancho entre guardabarros: 1,05 metros
  • Boca de carga: 1,22 metros
  • Altura: 0,5 metro
  • Capacidad: 946 litros

El auxilio es un 215/60 R17 con dibujo urbano y llanta de chapa Vs. Las 225/60 R17 titulares con Scorpion ATR y llantas de aleación.

Ford Maverick, comportamiento dinámico: un misil con caja de carga

Test Drive Ford Maverick Lariat

Además de la estructura autoportante, que comparte gran parte de ADN con Bronco Sport y Kuga, Maverick ofrece suspensión trasera multibrazo con resorte helicoidales y el 2.0L Ecoboost, que como siempre digo tiene más de Boost (empuje) que de Eco.

Las versiones XLT son de tracción simple, la Lariat integral on demand, pero ambas comparten la caja de 8 cambios. La versión 4x4 trae paquete FX4 que suma algunos elementos extra off-road. ¿Qué tal anda todo junto?

La Maverick se mueve con mucho confort en ciudad, la caja de cambios hace su trabajo casi sin que te des cuenta y cuándo pisás el acelerador, el motor te muestra lo que es el galope de 253 caballos.

En ruta también se nota el poderío, especialmente de sus 380 Nm. Primero, a 120 reales (122 de velocímetro) viaja en octava planchado a 2.000. Segundo, el poder de reacción.

Ford Maverick recuperación 80-120 km/h

  • En D: 5,9 segundos

(un misil con caja, te lo había avisado)

La dirección no es tan inmediata y deportiva como en los autos de Ford, pero apunta muy bien y tiene el peso correcto en cada velocidad (blanda lento, dura rápido). El tacto del pedal de frenos es muy bueno a la hora de modular un equipo que se siente muy fuerte.

A muchos puede no gustarle el selector de caja por perilla, yo me adapté rápido, lo que me llamó la atención de Maverick es que no tiene modo manual, ni por levas, solo ofrece modo L que retiene cambios para mayor tiro o frenado motor. Esto se suma a modos de manejo (Normal, Remolque, Resbaladizo, Barro y Arena) y control de descenso, como para que vos dejes que la camioneta se ocupe por vos de hacerte la vida fácil cuando el camino esté difícil.

Sobre el tema del despeje, no es grande, especialmente adelante, pero sobra para la accidentada topografía urbana. Además, justo mientras escribía esta prueba Ford nos invitó a una experiencia de Raza Fuerte donde la Maverick hizo sin problemas un camino de cornisa bastante complicado. Si bien hubo que cuidarla para que no golpeara abajo en las partes más complejas del trayecto, no se pasó de “besitos al piso” y la fuerza del motor fue su mejor aliada para seguir adelante.

Respecto de los consumos, son correctos para un modelo con su potencia y peso:

Consumos Ford Maverick

  • Ciudad: 12 L/100 km
  • 120 km/h: 8,1 L/100 km
  • Promedio: 10 L/100 km

Autonomía Ford Maverick

  • Ciudad: 500 km
  • 120 km/h: 740 km
  • Tanque de combustible: 60 L

A ella le gusta la gasolina, pero con el tanque que tiene rinde buenas distancias, y de paso tiene reservas de fuerza para pasar camiones en ruta de manera rápida y segura.

Conclusiones Ford Maverick

Test Drive Ford Maverick Lariat

Si, ya se, muchos de ustedes van a decirme que una pickup tiene que ser alta. Al parecer la Maverick no fue concebida con la idea del off-road, pero justo esta semana vi como pasaba por lugares que son mucho más complejos de lo que esperaba.

Más allá del despeje, es tremendo producto, con

  • Buen interior
  • Mucho confort de marcha
  • Un motor/caja espectaculares

Un consejo, si la pensás como reemplazo de un SUV ojo, recordá que no hay baúl cerrado, o que tenés que conseguir un buen cobertor rígido. Lo mismo corre para cualquier pickup.

Además de esta prueba de manejo, tenés:

donde podés enfrentar hasta cuatro productos que se venden en el país.

Ahora es tu turno, ¿qué te parece la Ford Maverick? Recordá que el espíritu de los comentarios de Autocosmos es que se forme un diálogo que nos sirva a todos para tomar mejores decisiones, por eso no agredas y explicá tus razones.

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas