Autos clásicos

Se subasta un exótico Renault Sport Spider de 1996

Inspirado en los éxitos de la marca junto al equipo Williams de Fórmula 1, es uno de los autos franceses más radicales de la historia.

Se subasta un exótico Renault Sport Spider de 1996

El Renault Sport Spider es uno de esos autos que al mismo tiempo constituyen una genialidad y una locura. Sobre todo para una marca como Renault, que al final del día tiene que considerar su caja contable cada vez que desarrolla un auto nuevo. De hecho, la creación de este deportivo obedece a una de las minúsculas ocasiones donde la emoción se antepone a la razón, debido a que su desarrollo fue animado por el éxito conseguido por el equipo Williams-Renault en la Fórmula 1.

Posiblemente debido a lo antes mencionado, su construcción fue cuanto menos exótica. Para empezar, se empleó un chasis de aluminio y paneles de plástico. No tiene techo ni parabrisas, mientras que para su manejo carece de dirección hidráulica y frenos ABS, y ni preguntemos si cuenta con calefacción, aire acondicionado y un sistema de audio, porque la respuesta es clara: no.

Su peso es de apenas 930 kilos, que se combina con un motor de cuatro cilindros de F7R de 2.0 litros y 16 válvulas capaz de entregar 148 CV (heredado del Renault Clio Williams), así como con una caja manual de cinco cambios, lo que generan un manejo realmente divertido. Acelera de 0 a 100 km/h en 6.9 segundos y logra una velocidad máxima de 215 km/h.

Durante su ciclo comercial (1995-1999), Renault fabricó 1.726 ejemplares del Sport Spider en la planta francesa de Dieppe. 

Ahora, este modelo del Rombo puede ser tuyo gracias a la casa de subastas RM Sotheby's. La unidad es del año 1996 y se encuentra en perfectas condiciones. La puja se realizará del 3 al 11 de junio, días en los que se espera que alcance un precio que se sitúe entre los USD 21.000 y USD 31.000. Es una cifra alta, pero que considerando su exclusividad, concepto y estado de conservación, suena bastante razonable.

Esaú Ponce recomienda